Es la complicación extrema de las várices. Generalmente localizada a la altura de los tobillos.

Un estudio completo con pruebas de gabinete vascular son indispensables para el diagnóstico efectivo y para identificar el sitio donde se origina el problema.

Esto es de mucha importancia para el adecuado tratamiento de cada persona.